685741701 - Terapias Energéticas - Medicina China - Naturopatía Holística info@tarasaludintegral.com

Reiki

Reiki es Amor.

Cuando estamos enAMORados todo fluye, nos creemos capaces de todo, cualquier cosa nos parece especial, tenemos ganas de hacer muchas cosas, estamos alegres. Imposible visualizar un problema “no nos cabe en la cabeza” y todo cuadra.

Y todo porque estamos llenos de AMOR.

Reiki es entrar en este estado de enAMORamiento diario no por una persona, sino por todo ser viviente vegetal o animal. Estar en gratitud por poder sentirlo. Es ver belleza en una flor, sentir empatía por el prójimo, ver armonía a nuestro alrededor.

Sería lo que llamamos “tener paz interior” que no es otra cosa que estar conectados con nuestra esencia, con quienes somos.

Puntualmente es posible sentir esta paz pero puede durar siempre? Sí si nos conectamos a la Fuente cada día.

Para ello hay que trabajar diariamente nuestra conexión a la Fuente a través de una Meditación (activa o no), Oración… No importa religión o creencia. Son prácticas que nos elevan el alma y al mismo tiempo nos ayudan a conocernos. Nos aportan aceptación  y reducen la atracción de conflictos y problemas (Ley de atracción “lo que soy dentro, soy fuera”).

La Fuente es Amor y al conectamos a la Fuente recibimos Amor y podemos dar Amor.

Y hay que poner las manos para recibir Amor? No es necesario.

Cuando estamos en una terraza con un amigo muy a gusto disfrutando de compartir un té,  hay Reiki.  Aunque si vemos a alguien sufrir se nos van las manos a un hombro para consolar.

Hay que sentir y dejarse fluir. Ceñirse al protocolo no es tan importante cuando vibramos en conexión con nosotros y con la Fuente.

Espero que estas reflexiones os lleguen al corazón, que es de donde han salido.

Namasté
MCarmen/TSI