685741701 - Terapias Energéticas - Medicina China - Naturopatía Holística info@tarasaludintegral.com

Aunque parezca que no, la contractura del músculo piramidal se confunde muchísimo con una falsa ciática. Muchas personas, optan por hacer reposo, siendo este prácticamente inocuo para tratar la lesión.

CÓMO TRATAR LA CONTRACTURA DEL MÚSCULO PIRAMIDAL O ‘FALSA CIÁTICA’

Cuando sufrimos de una contractura en el músculo piramidal, notamos un gran dolor en la zona alta del glúteo que se puede extender por toda la pierna. Este dolor nos inmoviliza de tal forma que incluso hacer una tarea tan cotidiana como caminar puede causarnos una gran angustia, ya que podemos cojear del dolor que sufrimos.

Las causas que producen las contracturas del músculo piramidal suelen ser muy variadas. Una de ellas puede ser el uso de un calzado no adecuado como tacones de mucho altura, subir muchas escaleras o pendientes pronunciadas con un zapato que no es cómodo para dicha actividad.

Correr grandes distancias sin calentamiento o preparación física previa y también la vida sedentaria pueden provocarnos una lesión en el músculo piramidal.

Cómo curarse del síndrome del músculo piramidal.

Aunque no lo creas y lleves muchos días y semanas con el dolor, tiene solución, y te lo dice alguien que ya ha pasado por la lesión en dos ocasiones. Tienes que tener en cuenta que puedes curarte solo, pero si acudes a un fisioterapeuta experimentado te ayudará mucho más, y la lesión podrá subsanarse antes.

El músculo piramidal se ‘engarrota’ con el nervio ciático y es por eso que sientes ese dolor al levantarte de la cama, caminar o al tomar una postura en la que el tren inferior se ejercite.Para que todo vuelva a la normalidad sólo hay que hacer que el músculo piramidal vuelva a su posición natural.

Uno de los trucos que mi terapeuta me recomendó es coger una pelota de tenis, y ponerla entre la pared y tu glúteo. Tienes que situar la pelota en la parte más alta del glúteo, y mover la cadera en movimientos circulares ejerciendo una pequeña presión en el punto de dolor. Esto debes hacerlo varias veces al día, puesto que es un ejercicio que poco a poco te irá solucionando posiblemente el problema. Yo por ejemplo curé mi lesión con este método. Otros terapeutas pueden decirte que hagas el mismo ejercicio pero tendida en el suelo, yo no te lo recomendaría puesto que al caer todo el peso del cuerpo sobre la pelota el ejercicio es mucho más incómodo y doloroso.

También debes realizar algunos estiramientos para el piramidal. Cogiendo la pierna donde sientes el dolor, la subes a una mesa o camilla. Ten en cuenta que la mesa tiene que estar a la altura de tu glúteo, subir la pierna te ayudará muchísimo a destensar el músculo. Una vez con la pierna encima de la superficie, sólo tienes que empujar tu rodilla hacia arriba, estirando el músculo, no sufras, estira lo que puedas, sin forzar.

Otro estiramiento que te ayudará es sentarte en una superficie plana, cruzar la pierna afectada por encima de la que no te duele, y acercar lo máximo que puedas la rodilla a tu pecho. Haz estos estiramientos durante diez o veinte segundos. Estamos seguros de que notarás mejoría.

Y por ahora sería todo, te recomendamos tener paciencia y consultar tu dolencia con un fisioterapeuta para que él te pueda ayudar mejor con tu lesión. La contractura del piramidal es una dolencia que muchas personas sufren y que incluso muchos médicos confunden con ciática. Por muchos antinflamatorios que puedas tomar, el dolor siempre estará ahí y siempre volverá. Lo que sí te recomiendo es un gel de para el dolor, que puedas aplicártelo cómo masaje.

En nuestra tienda online TARA SALUD INTEGRAL ponemos a la venta el gel Rumalaya, para aliviar dolores musculares y de articulaciones, es 100% natural y combina la acción calor/frío para alivar el dolor.

>>>Puedes comprarlo aquí<<<

 

Esperamos que este post te haya sido de utilidad.

TARA SALUD INTEGRAL.